5 razones por las cuales el sexo no está siendo satisfactorio

Loading...

Has terminado de mantener relaciones sexuales. Tu pareja está cansada y satisfecha a tu lado. Todo ha ido como tenía que ir, los dos habéis hecho todo lo posible por satisfaceros.

Sin embargo, la persona que tienes junto a ti acaba de llegar al éxtasis pero para ti ha sido distinto. No has disfrutado. ¿Por qué?

Lo cierto es que no hay una respuesta concreta. El sexo no es igual para todos y, por tanto, no todos buscamos  las mismas cosas.

No obstante, para que disfrutéis en la cama tienen que darse dos requisitos mínimos, aparte del deseo: el autoconocimiento y la confianza mutua.

En películas como Kiki, el amor se hace, se ven de un modo desprejuiciado la flexibilidad de la sexualidad humana. Al mismo tiempo, se muestra cómo la comunicación es la vía más rápida de solventar problemas.

El sexo es un síntoma de lo que ocurre fuera de la cama

Pareja-feliz-en-la-cama

El sexo es el lenguaje con el que comunicamos todo aquello que no podemos decir de otro modo. Las palabras no alcanzan.

Por ello, a veces cometemos el error de pensar en la alcoba como un fenómeno independiente del resto de la relación. Error. Es una equivocación, tanto en las relaciones estables, como en las esporádicas.

Por ello, te sugerimos que tengas en cuenta las siguientes razones por las que el sexo no está siendo satisfactorio:

No olvides leer: La importancia del sexo en las relaciones de pareja

1. Falta de confianza

Piensa en una pareja en la que uno de sus miembros es intolerante, mientras que el otro suele tener miedo a quedar mal.

En una relación tan desigual, proponer un cambio de planes para el sábado por la noche se convertirá en una fuente de estrés. Pues bien, lo mismo le ocurrirá a esta persona cuando quiera sugerir alguna novedad.

2. Autoestima baja

Por otra parte, es muy importante tener una autoestima saludable para poder expresar lo que quieres. Cuando alguien tiene mal la autoestima, se culpa a sí mismo cuando el sexo no está siendo satisfactorio.

Además, no se siente con fuerzas suficientes para explicar su situación con libertad.

Si este es tu caso, lo deseable es que vayas a terapia para mejorar el concepto que tienes de ti. Es hora de sincerarse y de que tu acompañante te ayude en dicho proceso.

3. Tu amante es egoísta

Pareja infeliz en el dormitorio

Mucha gente entiende el coito como un camino para satisfacerse y se olvida del placer de la otra persona.

Así, si disfruta con movimientos fuertes, los hará sin importarle las sensaciones de su compañía. Del mismo modo, te ignorará si prefiere el sexo tranquilo y suave.

Cuando estés en una situación similar, intenta tomar tú las riendas y haz las veces de guía sexual por tu cuerpo. Suele ser estimulante y excitante.

Si te animas a hacerlo y aun así no se ocupa de tus necesidades, quizá sea el momento de que te plantees el sentido de vuestra relación.

4. El sexo no está siendo satisfactorio por la monotonía

Es curioso, pero conocer muy bien a tu pareja puede convertirse en un problema en la cama. El coito se transforma en algo predecible.

Sabes cómo va a empezar, dónde va a tocarte, cómo lo va a hacer… Esto, que en otras facetas es una ventaja, se torna un inconveniente.

Por esta razón, lo ideal es buscar posturas nuevas, juegos, aceites… cualquier cosa que introduzca el factor sorpresa en este aspecto.

No lo tomes como una acción puntual, sino como una actitud: la curiosidad es buena en todo, y en esto también.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 cosas de las que debes conversar a diario con tu pareja

5. Prejuicios morales que te dificulten disfrutar

el-buen-sexo-nos-puede-ayudar

La cultura, la religión, el cine… nos enseña cuándo y cómo debemos hacer el amor. Dichas convenciones arraigan en nuestro cerebro, de forma que nos impiden gozar del coito o de otras prácticas como deberíamos.

A lo mejor no te ocurre a ti sino a tu pareja, o tal vez a las dos. Lo mejor es que te informes bien. Trabaja tu mente para convencerte de que el sexo es asunto de las personas que lo practiquen.

Cualquier posición o filia es válida, siempre que los amantes lo hagan por su propia voluntad.

Como te decíamos al principio, el sexo no es satisfactorio cuando la comunicación y la confianza falla, sea por la razón que sea. En esta línea, nos gustaría que te preguntaras por el estado del resto de facetas de tu relación.

Fuente

Loading...

A %d blogueros les gusta esto: