Jennifer Aniston revela su secreto para un cuerpo increíble

Loading...

Comúnmente miramos a las celebridades y pensamos: ¿cómo logra tener ese físico increíble? Después, nosotras mismas contestamos que tal vez se deba a que pasan todos los días en el gimnasio, pero lo cierto es que también tienen buenos hábitos alimenticios, justo como lo hace Jennifer Aniston.

A sus 47 años, la actriz tiene un cuerpo envidiable gracias a que realiza las rutinas de ejercicio con la entrenadora que comparte con Gwyneth Paltow y Madonna, pero su secreto va más allá del acondicionamiento físico. Jennifer se alimenta a base de papilla. Sí, como las que consumen los bebés.

Una alimentación desintoxicante

Papillas puestas en frascos

Aniston comenzó a alimentarse con papillas en 2010, como parte del régimen que su entrenadora personal Tracy Anderson le brindó. Esta dieta fue desarrollada como un desintoxicante con el que puedes seguir consumiendo los alimentos que quieras, siempre y cuando te asegures que son alimentos previamente elegidos para hacer puré.

Baby Food Diet

Jennifer Aniston haciendo un licuado

En Estados Unidos la dieta se conoce como Baby food diet y su principal objetivo es que la persona que la realiza consuma 14 tarros de papilla al día para sustituir las comidas, a excepción de la cena, ya que en esta última se tiene que comer un plato con carne y verduras.

Además se tienen que incorporar algunos complementos como los licuados de fruta, avena en puré y peras, para bajar por lo menos 3 kilos.

¿La dieta es buena o mala?

GIF Jennifer Aniston bailando

Aunque la mayoría de las personas difieren en cuanto a su efectividad, reconocen que la papilla suele tener detractores. El chef Anthony Warner menciona que el consumir una papilla no aporta los mismos nutrientes que la comida adulta. En el caso de los bebés, está enfocada especialmente en aportar los nutrientes necesarios, ya que los lactantes no pueden triturar la comida por si solos.

Según Warner, la dieta no aporta energía, carbohidratos, proteínas ni fibra suficientes para un adulto. Incluso podría llegar a causar enfermedades como la anemia y la baja densidad ósea.

Recuerda: antes de intentar realizar cualquier dieta, consulta con un nutriólogo sus beneficios y consecuencias. Quizá lo que a unos les funciona, a otros personas no.

Fuente

Loading...

A %d blogueros les gusta esto: