Las personas heridas hacen daño a los demás

Loading...

Quizás te han hecho daño en más de una ocasión, pero ¿te has parado a pensar en por qué lo han hecho? Nunca pensamos por lo que puede haber pasado el otro para actuar así.

Sin embargo, las personas heridas suelen proceder de esta manera.

Lee: El dolor emocional es el que más tarda en sanar

A veces, esto sucede porque han aguantado tanto que todo lo que sentían ha derivado en un rencor que no discrimina entre los que se portan bien con ellos y los que no.

Otras veces, simplemente, intentan protegerse de esta forma tan incorrecta. Sin darse cuenta dañan a otros antes de que los lastimen a ellos mismos.

Las personas heridas han sufrido mucho

mujer-dañada

Dispondremos varios ejemplos que intentarán hacernos entender por qué las personas heridas proceden de esta manera.

  • Imagina que un niño ha sido maltratado desde pequeño y también ha visto cómo lo hacían con uno de sus progenitores. Sin saberlo, el pequeño creerá que esto es “normal” y, por lo tanto, lo reproducirá.
  • Aunque llore, a pesar de que sienta dolor, en la edad adulta tal vez maltrate a su pareja o ejerza la violencia contra quien le lleve la contraria. Es el patrón de comportamiento que ha visto desde pequeño.
  • En el caso de que este tipo de agresión se produzca solo en la edad adulta, quizás la persona intente comportarse de la misma manera en futuras relaciones para evitar que le pase eso a ella.

En su interior piensa “mejor otro que yo de nuevo”.

¡Cuidado! El maltrato “sutil” que no debes permitir en tu vida

Lo mismo pasa con aquellos que han tenido algún tipo de carencia afectiva. En sus relaciones se apegarán y sufrirán de la terrible dependencia emocional.

¿De qué manera hace daño esta?

chica-a-caballo

Los celos, la necesidad de controlar a nuestra pareja para que no nos abandone, la culpabilidad, hacerle responsable de nuestra propia felicidad…

Al final, la otra persona termina desgastada pues se encuentra sumergida en una relación tóxica.

¿Qué hacer ante las personas heridas?

Realmente, no podemos intentar cambiar a estas personas. A veces, ellas saben que no pueden seguir así y son conscientes de lo que están haciendo mal.

No obstante, es una decisión de ellas y algo ante lo que los demás no podemos abrirles los ojos. Su comportamiento, la mayoría de las veces, no es premeditado.

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer nosotros ante este tipo de personas para que no nos hagan daño? He aquí algunas soluciones:

  • No te acerques más de lo necesario. A veces te intentarán manipular, otras descubrirás su pasado y sentirás lástima. Sin embargo, tú eres importante y tienes que cuidarte.

Si lo deseas, acércate a ellas, pero no más de lo necesario. Cuando estés al límite, aléjate.

  • Evita actuar igual que ellas. Están heridas y, si actúas como ellas, favorecerás a que sigan comportándose de esa manera e, incluso, que sientan su autoestima más dañada.

Si notas que intentan herirte, da media vuelta.

  • No les digas qué hacer. Nadie puede ayudar a otra persona si esta no quiere, así que, si quieres evitar desgastarte y esforzarte en vano, no les digas a quién acudir para buscar ayuda profesional y mucho menos intentes dirigir su forma de ser.

No te pierdas: He aprendido a ser feliz a mi manera, no como me digan los demás

hombre-con-palomas

Acéptalas

Tu mejor opción será aceptar a las personas heridas tal y como son. A todos nos han hecho daño y quizás hemos perjudicado a otros sin quererlo.

Nuestro instinto de supervivencia no siempre procede de la forma más adecuada. Él no conoce valores, ni normas, ni reglas. Tan solo quiere que tú sobrevivas y te sobrepongas a lo que te ha ocurrido.

Así que no mires mal a ese niño que acosa a otro en la escuela, pues carece de una gran autoestima y tal vez tenga miles de problemas en casa.

Lo ideal sería parar este comportamiento e intentar corregirlo ahora que estamos a tiempo, ya que cuando se llega a la edad adulta es más difícil.

Antes de irte descubre: 5 señales de madurez emocional

mujer-corazón-roto

En la madurez, solo nosotros mismos podemos abrir los ojos, darnos cuenta de lo que ocurre y pedir ayuda para cambiar y dejar de hacer daño a los demás.

Fuente

Loading...

A %d blogueros les gusta esto: