No necesitas cambiar al mundo, basta contigo

Loading...

¿Cuántas veces has pensado que tu vida sería mejor si el mundo, tu familia, tus amigos o tus circunstancias fuesen distintas?

Todos hemos estado en este punto y, aunque es cierto que algunas personas tienen circunstancias demasiado complejas, no necesitas cambiar al mundo.

Muchas personas pasan la vida quejándose porque no les gusta lo que ven a su alrededor.

Hay quienes se concentran tanto en ver lo negativo que empiezan a buscar alternativas para cambiar al mundo y, poco a poco, se van olvidando de ellos, de su salud y de sus seres queridos.

¿De verdad crees que puedes hacer algo por los demás si no trabajas primero en ti? A continuación te hablaremos de algunas cosas que puedes cambiar en ti y en tu entorno más cercano.

Descubrirás que pequeñas acciones pueden hacer más que cualquier cambio radical.

Amplía la lista de cosas que te gustan

Escucha música

Uno de los primeros factores para cambiar al mundo es crear una mayor conciencia sobre lo que pasa en él. No te sugerimos que cambies tus intereses, sino que los amplíes.

Esto se debe a que, cuando intentamos mejorar lo que hay a nuestro alrededor, resulta común hacerlo desde nuestro punto de vista.

En cambio, cuando incorporamos nuevos gustos o experiencias, podemos entender lo que los demás ven.

Prueba a practicar deportes nuevos, comer alimentos que no hayas probado antes o escucha música distinta a la habitual.

Este primer punto puede parecer sin importancia pero te permitirá ser más adaptable a cualquier ambiente en el que te desenvuelvas.

Lee también: Si la conciencia se queda tranquila, has dicho y hecho lo que debías

Entiende y respeta las emociones

¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir que es mejor dejar las emociones de lado y concentrarse solo en los hechos o en lo racional?

Esto es algo muy común en nuestra cultura, ya que no nos enseñan a lidiar con lo que sentimos.

Sin embargo, cuando pensamos en cómo podría mejorar el mundo, una de las primeras cosas que pensamos es que todo sería mejor si realmente los demás entendieran lo que sentimos.

La realidad es que entender a las personas que conviven con nosotros no resulta sencillo.

La siguiente vez que estés pensando en cómo cambiar al mundo, pregúntate qué tanto respetas tus emociones y las de los demás.

Recuerda que las emociones existen para ayudarnos a vivir como sociedad. A través de ellas podemos interpretar y exponer nuestras experiencias.

Por eso, respetar y tratar de entender los sentimientos de quienes nos rodean es vital para mejorar nuestras relaciones.

Trabaja en beneficio de tu salud

Trabajar toda la noche

En esta página hablamos sobre todo de los temas de salud que te pueden interesar y tratamos de dar el máximo de información para que te mantengas en buen estado.

Sin embargo, cuidar tu salud en verdad es primordial para cambiar al mundo.

No basta con leer que debes llevar una dieta sana si al final solo lo sigues unos cuantos días y luego te olvidas.

Aunque es imposible eliminar las enfermedades, mantener una vida saludable ayudaría a disminuir problemas mundiales como la obesidad o la diabetes tipo 2.

Deja de gastar tu tiempo con la gente equivocada

Amigos

La vida es muy corta como para pasarla rodeado de quienes te roban la felicidad.

Es muy normal que cuando estás rodeado de gente tóxica o negativa empieces a ver todas las carencias que tienes alrededor y desees cambiar al mundo.

Si llegas a este punto podrías encontrarte con que tú te unes a esa negatividad, lo que tampoco te hará ningún bien.

En lugar de seguir el ejemplo, comienza a cambiar tu perspectiva y la forma en que enfrentas los problemas.

El primer paso es alejarte de las personas que te están haciendo daño. Luego, comienza a incluir en tu círculo a gente que realmente te aporte un punto de vista más sano.

Con el tiempo, verás que muchas de esas personas que te afectaban comienzan a cambiar.

Aunque a primera vista puede parecer que hablar de ser más positivo es suficiente para cambiar la situación, es muy probable que no logres nada.

Piensa que todos actuamos en función de lo que vamos experimentando y no de lo que nos dicen.

En ocasiones, solo podemos cambiar cuando vemos que otros lo han hecho y queremos seguir sus pasos.

Visita este artículo: Cómo tomar una actitud positiva frente a una situación adversa

Deja de ponerte en último lugar

Cómo diferenciar tristeza de depresión

¿Cuántas veces te has sentido sobrepasado por todas las obligaciones que crees tener para con los demás?

Aunque es saludable pensar en quienes nos rodean y tratar de ayudarles a salir adelante, no puedes dejarte en último lugar.

Seguro conoces a más de una persona que cree que cambiar al mundo incluye solucionar la vida de todo el que le rodea.

En este caso el resultado suele ser siempre el mismo: una sensación de que nada es suficiente.

Cuando nos concentramos en complacer a los demás, terminamos por tener una vida en donde las cosas parecen no tener sentido. Si es así como te sientes, comienza a trabajar en ti hoy mismo.

Seguro que ya has notado que cambiar al mundo inicia con un cambio interno. Si bien esto puede parecer muy simple y sin importancia, es algo muy importante para ser feliz.

Fuente

Loading...

A %d blogueros les gusta esto: